Deforestación en Santiago del Estero

En nuestro país hay zonas intensamente deforestadas como Santiago del Estero, esta provincia se encuentra al norte de la Argentina y es la primera que tuvo asentamientos españoles en el camino hacia el Alto Perú, zona llana cubierta de árboles como el algarrobo, quebracho blanco y el colorado, el lapacho, el chañar, el mistol y el espinillo. Hace años que sufre desmontes, talas y deforestaciones en general por el cultivo de soja transgénica y la ampliación de la frontera ganadera, lo que provocó desertificación, empobrecimiento de la vegetación, disminución de la materia orgánica de los suelos, ascenso de napas freáticas con salitre e incluso arsénico (gran parte de las aguas de pozo de esta provincia se encuentran contaminadas por arsénico). Se nota un fuerte encostramiento de suelos y el avance de vegetación xerófilas (plantas adaptadas a climas secos) y psamófilas (adaptadas a suelos arenosos) como el vinal o cactáceas como el quimil.
Según la Secretaría de Ambiente de la Nación entre 2002 y 2006 la cifra de deforestación ascendió a 515 mil Ha, por lo cual es la provincia más deforestada del país. Hay una zona que concentra el 40% de los conflictos: Ranchillo, El Porvenir, San Antonio, Mistolito y Va. Matoque, son tierras de monte aptas para el pastoreo de animales, recolección y combustible en la que viven unas 150 mil personas de las cuales 50% son niños, sus habitantes sufren persecuciones y agresiones constantes. En estos días, en Villa Matoque padecen persecuciones y agresiones físicas con las que buscan desplazar a los habitantes del lugar quienes llevan cuatro generaciones en el lugar y que tienen la posesión de la tierra en la que viven pero no el título de propiedad. El agronegocio avanza, hoy Stgo tiene 1,5 millones de cabezas y se proyectan llegar a 4 ó 5 mill. en el corto plazo. En la zona de Villa Matoque la empresa tucumana Servicios y Negocios S.A. intenta acaparar lotes, deforestar la zona, acabar con el monte y usar la tierra para ese fin. En esta zona la empresa de Ricardo Villa realiza la deforestación con topadoras y desplaza a los pobladores originarios que denuncian que la violencia contra el campesino es moneda corriente en Santiago.
Susana Abelson
Les recomiendo la nota escrita por Patricia Serrano y que salió en la revista Hecho en Buenos Aires N° 139, escrita y que tiene a Peter Capusotto en la tapa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada